Me derroto y gano (de mi libro inédito “Uvas Amargas”)

Fuente

Verosímil perturbación en mis pensamientos

carcome como roedor mis sueños,

rasguña mi tranquilidad,

es ella el tormento de mi vida.

 

Miedo, solo eso, miedo

a plena luz del día

miedo;

en la penumbra eres el escarabajo

de mí,

mi miedo.

 

Metamorfosis nefasta

en la que caigo,

la fortaleza y el temple

se desvanecen,

se diluyen en un medio insatisfecho

de angustias.

 

La metamorfosis de Kafka,

¿Acaso fui engendraba bajo el recital de

la metamorfosis del vampiro? – Baudelaire-

la metamorfosis de la Mariposa,

mi mariposa

mi metamorfosis.

 

La debilidad y la impotencia

dentro de mí,

se adueñan de cada vaso sanguíneo,

remueven recuerdos

recorren el torrente de mi vida.

 

Recuerdos irrecordables

en momentos de fortaleza,

imposibles en mi sonrisa.

 

Clínicas, pastillas, agujas, doctores,

recuerdos,

recuerdos de palabras que retumban

en la madre que llevo adentro;

miedo, solo eso, miedo.

 

Me transfiero a un mundo

quijotesco sin ti,

sabiendo que estas en lo más intimo del ser,

crisis y subsistencia

miedo y nada más,

a ser amada completamente,

a lisiar mi descendencia,

a ser algo más de lo que temo.

 

De mirada fuerte

y corazón débil

de ímpetu asombroso a veces,

y miedos que se tejen detrás de la puerta

de barro o madera,

esa soy yo,

la que lucha conmigo misma

la que se derrota y gana

en esta maldita pelea,

 

Déjame ser completamente libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *